Espacios funcionales, claves para una distribución ideal

Espacios funcionales, claves para una distribución ideal. Una distribución interior adecuada permite organizar las habitaciones de forma lógica y práctica, buscando siempre la máxima comodidad.

Aspectos a considerar para una distribución funcional del espacio

Al planificar la distribución del espacio, hay aspectos que deben tenerse en cuenta:

1. Zonas de paso o tránsito: áreas como pasillos y escaleras, por donde transitará la mayoría de las personas en la casa.
2. Elementos estructurales: como columnas de soporte o muros de carga, que no pueden eliminarse sin afectar la integridad estructural de la vivienda.
3. Medidas apropiadas: es crucial conocer las dimensiones de cada espacio y de la vivienda en su conjunto, así como los elementos que se colocarán en ellos, para lograr una distribución funcional.

 

Iniciar la visualización

El siguiente paso implica dejar de lado lo abstracto e intentar representarlo visualmente, siendo una excelente opción dibujar un esquema de los espacios.

Aunque la escala y las medidas no sean precisas, un bosquejo de la distribución te ayudará a evaluar la viabilidad de tus ideas.

Resultará útil identificar elementos clave en el esquema, como muros que no pueden ser demolidos, aberturas que deseas conservar, puntos de luz y cualquier otro elemento que pueda afectar la distribución.

 

 

Espacios públicos y privados

Antes de distribuir las habitaciones, es fundamental identificar y separar adecuadamente las áreas sociales de las destinadas al descanso, trabajo o estudio.

Es esencial para la comodidad de todos los miembros del hogar que, si uno desea recibir visitas y otro desea descansar o trabajar, ambos puedan llevar a cabo sus actividades sin molestias.

Por lo que, es importante mantener una distancia y delimitación adecuadas entre los espacios públicos como la cocina, el comedor y la sala de estar, y las áreas privadas como los baños familiares, dormitorios y estudios.

Espacio por espacio

La sala de estar

Uno de los aspectos cruciales es maximizar la entrada de luz natural; asegúrate de que las ventanas de la sala no estén bloqueadas por ningún objeto que impida su paso.

Además de la iluminación, considera la forma del espacio: si es cuadrado, se recomienda una disposición en forma de U para una mejor adaptación de los muebles. En caso de que sea rectangular o alargado, la distribución en forma de L es la opción más adecuada.

 

 

La zona de comedor 

Es habitual que el salón y el comedor compartan el mismo espacio. En este caso, es importante tener en cuenta que el salón es el área principal y debe ocupar al menos tres cuartas partes del espacio. Esto se debe a que, por lo general, el comedor principal no se utiliza con tanta frecuencia, y a menudo se emplea la mesa de desayuno o la que está en la cocina.

 

 

La cocina

Como una de las zonas más concurridas del hogar, la cocina suele ser un punto el cual destaque sobre los demás en los proyectos de reforma. Es fundamental que la cocina sea cómoda, funcional y organizada.

Un aspecto clave a tener en cuenta es el concepto del triángulo de trabajo: debes conectar las tres áreas principales de trabajo (refrigeración, cocción y limpieza) de modo que puedas moverte con facilidad y realizar las tareas en la cocina de manera práctica y eficiente.

 

 

Los dormitorios y habitaciones

Elegir la distribución de un dormitorio, siendo uno de los espacios más íntimos de la casa, puede ser un poco complicado. Aquí tienes algunos consejos:

1. Empieza por ubicar la cama, ya que es el mueble más grande. Luego, puedes organizar el resto del mobiliario.
2. Para ahorrar espacio, considera utilizar armarios con puertas correderas.
3. Si dispones de suficiente espacio, puedes diseñar un área que sirva como estudio o vestidor, proporcionando tanto espacio de almacenaje como funcionalidad adicional.

 

 

El cuarto de baño

Aunque un espacio sea reducido, puede ser muy funcional. Aquí te ofrecemos algunos consejos para conseguirlo:

1. Opta por colocar los elementos clave (inodoro, lavamanos, ducha) en una misma pared para maximizar el acceso y la comodidad.
2. Utiliza el mismo tipo de baldosas para el suelo y las paredes. Este diseño es ideal para baños pequeños. Además, considera separar la ducha con una mampara transparente para crear la sensación de amplitud.
3. Piensa en instalar elementos flotantes, que no solo son fáciles de limpiar, sino que también dan la impresión de un espacio más amplio.

 

 

Optar por una reforma integral es la mejor decisión para mejorar radicalmente la distribución y funcionalidad de tu hogar. Residir en una casa diseñada específicamente para ti, tu familia y tus necesidades, sin duda, mejorará considerablemente tu calidad de vida.

Si estás pensando en llevar a cabo una reforma completa en tu vivienda, no dudes en comunicarte con nuestro equipo. Estaremos encantados de asesorarte para elegir la distribución más adecuada para tu hogar.

Puedes encontrar nuestro productos en Luanda.es

 

Espacios funcionales, claves para una distribución ideal

Entrada anterior
Plantas decorativas, vitalidad en el hogar
Entrada siguiente
Productos más vendidos de Luanda
× ¿En qué te puedo ayudar?